Presentación del libro "El Instituto de la Ciudad frente a HIII"

El día miercoles 19 de octubre en el Campus de Ciudades Sostenibles organizado por la Secretaría de Ambiente del DMQ, El Instituto de la Ciudad presentó su trabajo investigativo en el marco de la Tercera Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible HIII.  

Introducción por parte de Julio Echeverría. Director del ICQ

WP 20161019 08 45 40 Pro

 

Quito está viviendo ahora mismo un evento de enorme trascendencia para las ciudades en el mundo globalizado. Desde estos días Quito pasa a convertirse en un referente mundial en temas de desarrollo urbano.

La Agenda urbana que se esta discutiendo en Quito y que será firmada en estos días plantea algunos desafíos para las ciudades; un conjunto de propósitos o de líneas de política que las ciudades que lo firman, se comprometen a realizar en el futuro; pero el desafío más grande consiste en pasar desde la retórica hacia la pragmática; cómo construir efectivamente lo que la AGENDA plantea en sus formulaciones y acuerdos.

Habitat III, en alguna medida, es un resultado significativo a pesar de las críticas que desde distintos sectores puedan realizarse al proceso de su construcción y a las mismas definiciones que se contienen en la AGENDA URBANA que se firmará en las sesiones conclusivas del encuentro. Supone un nivel de acuerdo global y como tal su formulación no puede dejar de ser en muchos aspectos generalista e incluso aproximativa.

En su misma formulación es más fuerte el énfasis en la caracterización de los fenómenos críticos por los que atraviesa el actual desarrollo urbano a nivel global, sobre la identificación de líneas de intervención a la cual deberían ajustarse ciudades y países del globo; pero por esta misma condición, es más débil la identificación de las causas de esta crisis y por lo tanto de la identificación de las medidas más adecuadas para enfrentar efectivamente los fenómenos que la AGENDA plantea como los mas acuciantes en la actual situación histórica.

Es significativo que dos conceptos, los de SOSTENIBILIDAD y RESILIENCIA sean los ejes dominantes en la AGENDA de HABITAT III; ello implica el reconocimiento de la gravedad de la actual crisis urbana y de los fenómenos que ella contiene y desata, entre ellos el cambio climático y sus efectos catastróficos para ciudades y regiones del planeta; el incremento de formas de pobreza crónica que se resisten a remitir a pesar de medidas y de políticas diseñadas para enfrentarlas; los crecientes niveles de vulnerabilidad y de exclusión en la cual se encuentran los habitantes de las ciudades, de todas las ciudades, en mayor o menor proporción.

El acudir a los conceptos de sostenibilidad y resiliencia es sin embargo significativo porque implica reconocer la gravedad de la crisis urbana; y establecer adecuados niveles de alerta.

La pregunta que debemos hacernos es, sin embargo, cuánto las ciudades y los países están preparados para enfrentar efectivamente estos fenómenos; cuál es el nivel de reconocimiento real de las causas que están determinando la actual CRISIS URBANA.

Es muy probable que el mismo posicionamiento de estos conceptos suponga el reconocimiento de la imposibilidad de remitir definitivamente las causas que los determinan y que debamos como humanidad aprender a lidiar con estos fenómenos; ser resilientes es potenciar la capacidad adaptativa frente a catástrofes de distinta índole; ser sostenibles es preservar para las futuras generaciones mayores márgenes de movimiento para sobrevivir en las condiciones de una complejidad que tiende a incrementarse.

En el libro El Instituto de la Ciudad frente a HABITAT III que ahora ustedes tienen en sus manos se plantea con claridad esta problemática; es imperativo avanzar en el conocimiento sobre la complejidad urbana; pero se trata de un conocimiento que debe ser construido con la gente que habita las ciudades, con la gente que está expuesta a la complejidad y que la reproduce muchas veces con sus practicas, sus conductas, sus comportamientos; vivir las ciudades contemporáneas es vivir la complejidad y hacerla propia; saber estar a la altura de los desafíos que esta nueva condición civilizatoria plantea a la vida urbana y a sus ciudadanos.

0001

En la presentación del libro se dice: “la complejidad se reduce con mas complejidad –remitiéndonos a la célebre formulación Luhmanniana- pero se trata de una mayor complejidad reflexiva; que se configura en la producción de conocimiento; “esto significa desarrollar la investigación y la generación de datos sobre la complejidad urbana; la construcción de herramientas cuantitativas y cualitativas de aprehensión del fenómeno urbano, son formas de dar sentido a la complejidad con fines de planificación y definición de políticas.”

La presentación que realizarán los investigadores del Instituto de la Ciudad se ubica justamente en esta dirección; las investigaciones que se realizan en la ciudad generan indicadores que se vuelven sistemas de conocimiento sobre la complejidad urbana, que se proyectan para potenciar la capacidad de definición de políticas y de acciones tanto por parte del gobierno de la ciudad y de sus instituciones, como por parte de la gente y de los ciudadanos con los cuales se construye el conocimiento.

Se trata de un conocimiento que ahora se proyecta hacia la efectiva realización de la AGENDA URBANA. Quito esta preparada para producir el conocimiento que esta tarea demanda, y esta será en el futuro una de las tareas a realizar.

Ponemos entonces a vuestra consideración y en el marco de HABITAT III los alcances investigativos actuales del Instituto de la Ciudad.


Gracias.

Presentación "Competividad y equidad para el desarrollo sostenible"