El índice de Calidad de Vida, es una herramienta estadística multidisciplinar que permite el establecimiento integral y comparativo de la calidad de vida a nivel del Distrito Metropolitano de Quito, basado en dimensiones tanto objetivas como subjetivas.

Aproximación conceptual

Los estudios de calidad de vida nacen a mediados de 1960, como parte de un nuevo campo de las Ciencias Sociales dedicado a la investigación de la complejidad urbana, mediante la construcción de indicadores sociales.

Desde el enfoque de la economía, las ciudades cobran particular relevancia ya que con la globalización se han convertido en centros de desarrollo productivo, innovación y cambio cultural. La generación del I.C.V. se inscribe en el marco del desafío que representa la consecución de un nivel óptimo de calidad de vida en una ciudad en expansión como es el Distrito Metropolitano de Quito (cada 10 años aumentan en promedio alrededor de 400.000 personas en gran parte debido a la migración).

Es propio de las dinámicas urbanas generar economías de aglomeración, lo que produce externalidades positivas (creación e innovación, intercambio de conocimiento, economías de escala, importantes mercados para proveedores y compradores, amplio mercado de trabajo, entre otros), sin embargo, aparecen tambien externalidades negativas (congestión, contaminación ambiental). En contraposición a las fuerzas de aglomeración, aparecen las fuerzas de dispersión, estas implican ventajas como la ampliación del espacio urbano; la ciudad emerge como diversa en su configuración espacial, ambiental y ecológica.

La forma dispersa sin embargo, tiende a generar segregación y disfuncionalidad, el crecimiento disperso provoca concentración de empleos y equipamientos lo cual se traduce en el incremento de las distancias que los habitantes deben recorrer para llegar a sus lugares de trabajo, lejanía del ciudadano/a de los centros de estudios y de salud, entre otras externalidades negativas que disminuyen la calidad de vida de los/as ciudadanos/as, por su parte se alteran las relaciones campo-ciudad.

El Instituto de la Ciudad de Quito, al analizar el crecimiento urbano de la ciudad, ha identificado la superposición de tres lógicas de desarrollo urbano: 1) concéntrica, hasta mediados del siglo XX; 2) longitudinal, hasta finales de los ochenta; y, 3) dispersa, hasta la actualidad.

 

  • 1 Si

 Esto ha supuesto tres consecuencias importantes en el desarrollo urbano del DMQ: (i) la falta de recursos y las limitaciones de gestión institucional han permitido que la superficie que ocupa el área urbana de la ciudad se expanda desproporcionadamente, es decir, que crezca en mayor proporción que la población; (ii) a pesar de que la mayoría de los planes plantean como estrategia de crecimiento la densificación, todos han ampliado el límite urbano sin considerar que en el área consolidada de la ciudad siempre han existido importantes extensiones de áreas vacantes; y, (iii) teniendo en cuenta el crecimiento expansivo de la ciudad, los planes no lograron cumplir con la propuesta de creación de centros de equipamientos y empleo localizados en los nuevos desarrollos para desconcentrar la ciudad.

En respuesta a esta realidad, el ICQ se inscribe en un nuevo enfoque de desarrollo urbano que toma como referencia el concepto de centralidades urbanas; este enfoque supone la conjunción de elementos positivos que se derivan de los tres modelos de ciudad (concentrica, lineal y dispersa) y permite promover un mejor acceso a servicios, localización de la población, fuentes de empleo, de infraestructura y equipamiento. Para ello, el I.C.V. es una herramienta indispensable, pues permite obtener información desagregada a nivel de parroquia, identificando las condiciones de factibilidad de su desarrollo, en función de reducir costos y externalidades negativas derivadas de la congestión, la contaminación, la exclusión y la segregación, logrando constituir espacios urbanos más densos y autosuficientes.
 
 Enfoque Metodológico

El origen de las aproximaciones multidimensionales en la medición de la Calidad de vida, surge de la crítica a la idea de que el bienestar debe ser medido únicamente como resultado del ingreso del individuo. Sin embargo, a pesar de que ha transcurrido más de medio siglo desde entonces, no se ha alcanzado un consenso acerca de los factores que determinan la calidad de vida. Para la construcción de esta herramienta, retomamos la discusión epistemológica sobre la categoría “calidad de vida”. En el terreno de la economía existen dos líneas principales de definición de la misma: 1) la interpretación de la economía ortodoxa (mainstream economics) que realiza la medición en función de factores meramente monetarios como el PIB y el costo de vida; y 2) la interpretación muldimensional del llamado “nivel de vida escandinavo”, cuyo mayor exponente es el premio Nobel de Economía Amartya Sen y que surge como crítica de la visión economicista anteriormente desarrollada, incluyendo además de los factores monetarios a las dimensiones que posibiliten el desarrollo humano integral. En coherencia con este segundo planteamiento multidimensional y partiendo de una extensa revisión bibliográfica acerca de índices de calidad de vida construidos en distintos países y ciudades, el ICQ establece una concepción de la calidad de vida enfocada no sólo en el acceso a bienes y servicios, sino en el ejercicio efectivo de derechos, el acceso igualitario a oportunidades y el bienestar psicosocial que se genere en el entorno; concepción que se corresponde con el enfoque de ciudad compacta, sostenible e incluyente que se maneja desde el ICQ. Para la estimación de esas variables, se definieron tres ejes: 1) gobierno del territorio, 2) igualdad de oportunidades y realización de derechos y 3) autorrealización, reconocimiento y pertenencia.

 

 



 

La obtención de los datos, aprovechó los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) 2014, realizada por el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), que tiene representatividad para la ciudad de Quito (además de otras cuatro ciudades), para estimar resultados a nivel de parroquia se aplicó una metodología estadística avanzada. El proceso de territorialización de los indicadores del Índice de Calidad de Vida, utiliza métodos de estimación para áreas pequeñas, específicamente, la metodología que se conoce como "mapas de pobreza". Esta metodología se basa en la generación de modelos predictivos con la información de la Encuesta de Condiciones de Vida 2014, teniendo como referencia los datos parroquiales existentes en el Censo de Población y Vivienda 2010.

El índice se encuentra compuesto por 13 dimensiones, cada una de estas contiene entre 2 y 7 indicadores, sumando en total 50 indicadores, que se determinaron en función de su pertinencia y de la información disponible. Tanto los indicadores, como las dimensiones y el índice global fueron calculados en una escala entre 0 y 100, en la que 0 implica bienestar nulo y 100 bienestar total. En cuanto a las ponderaciones (peso de cada variable con respecto a las demás), las dimensiones tienen el mismo peso, es decir 1/13, y de la misma manera, los indicadores dentro de cada dimensión.

¿Para qué sirve el I.C.V.?

El índice de Calidad de vida está estructurado de manera que posibilita el diagnóstico, la acción estratégica y la evaluación de los procesos de gestión institucional y participación social en relación a cada una de las variables antes descritas. De esta forma, mediante el análisis de los cambios en la línea base, se pueden establecer los avances de la política pública municipal en el logro del bienestar y el incremento de la calidad de vida en el Distrito Metropolitano de Quito.

Resultados por eje

Se establecen los resultados por cada uno de los ejes establecidos en dos dimensiones: 1) Comparación respecto de las principales ciudades del Ecuador, y 2) Comparación a nivel de parroquias del DMQ.
1) Comparación respecto de las principales ciudades del Ecuador. Es necesario aclarar que en esta sección se realiza la exposición de resultados a nivel de cada indicador y consecuente con cada dimensión.
Con el afán de establecer comparaciones del nivel de calidad de vida entre distintas localidades del país, se tomó como referencia las cinco ciudades con representatividad –estadística- en los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC): Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato, Machala y se incluyó la categoría “Resto del país” donde se agrupan todas las demás ciudades del Ecuador, este ejercicio permitió obtener una visión global de la situación de calidad de vida en las ciudades a nivel nacional.
2) Comparación a nivel de parroquias del DMQ La segunda forma de presentación de resultados se establece de manera comparativa entre cada una de las 65 parroquias del Distrito Metropolitano de Quito, lo cual permite marcar rutas de trabajo para realizar aproximaciones de diagnósticos efectivos y estimaciones de la situación en relación a cada uno de los ejes y sus dimensiones.
En esta comparación es necesario aclarar que se presentan los resultados a nivel de las 13 dimensiones. No se puede obtener datos a nivel de cada indicador que compone cada dimensión porque los datos no serían estadísticamente significativos, esto se deriva de la utilización de información de fuentes secundarias y la no representatividad de la muestra de la Encuesta de Calidad de Vida del INEC.


Resultados globales

El proceso de agregación de las 13 dimensiones mencionadas, deriva en el valor del Índice de Calidad de Vida global, tanto para las ciudades analizadas como para las 65 parroquias del Distrito Metropolitano de Quito. Para llegar a este resultado, en primer lugar, se promediaron los valores de los indicadores que arrojó cada hogar para obtener el resultado por dimensión de cada uno. En segundo lugar, se realizó un promedio de todas las dimensiones para el hogar con lo cual se obtuvo el valor del ICV del hogar. Finalmente, para obtener el ICV global se sacó la media del valor de todos los hogares. Este resultado permite realizar una evaluación general del estado de cada parroquia en el Distrito identificando las más vulnerables y aquellas que requieren atención prioritaria.

 

Mapas

Clic para ir

Gobierno del territorio

Clic para ir

 

Acceso a servicios y derechos

Clic para ir

Autorealización y pertenencia

Clic para ir