Plan de Acción Regional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana.

El día miércoles 18 de octubre en el marco de la Conmemoración del aniversario de la Conferencia Internacional HABITAT III, el Instituto de la Ciudad organizó el evento Plan de Acción Regional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana, con la participación de Ricardo Jordán. Director de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de CEPAL, Christine Van Sluys. Directora de la maestría en Diseño Urbano y Territorial de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y Julio Echeverría. Director del Instituto de la Ciudad.

 

A continuación un resumen de sus intervenciones

Ricardo Jordán. Director de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de CEPAL

Como parte del proceso de implementación de la Nueva Agenda Urbana a nivel local, Ricardo Jordán expuso los avances de América Latina y el Caribe en el desarrollo del Plan de Acción Regional. Este Plan tuvo origen en la Conferencia Internacional HÁBITAT III llevada a cabo en Quito, en 2016.  En esa conferencia el Foro de Ministros de Vivienda de América Latina preparó y presentó, con el apoyo de ONU HABITAT y CEPAL, un documento oficial compuesto por una declaración política de los ministros sobre el futuro que deseaban para el desarrollo de las ciudades y una parte técnica sobre cómo alcanzarlo. Al final de este documento se plantea la necesidad de establecer un sistema para la implementación de la NAU en la región, el cual se ha desarrollado como un Plan de Acción Regional.   

Desde la realización de HABITAT III, se ha venido trabajando, con un amplio conjunto de instituciones en este documento, que ya ha sido presentado en la Conferencia de las Ciudades, en Santiago de Chile, celebrada del 2 al 6 de octubre de 2017. El Instituto de la Ciudad fue parte de ese proceso, como una de las ochenta instituciones involucradas. 

El Plan de Acción Regional identificó cinco áreas fundamentales, las cuales se desprenden del plan global de acción que se elabora desde ONU Hábitat. Estas cinco áreas componen el conjunto de condiciones, instrumentos y mecanismos que permitiría avanzar hacia las metas regionales derivadas de la Nueva Agenda Urbana. 

·         Políticas nacionales urbanas

·         Marcos legales

·         Planificación urbana y territorial

·         Economía urbana y Financiamiento sub-nacional, municipal y local

·         Implementación a escala local 

La sexta área es un eje adicional propuesto para la región de América Latina y el Caribe: monitoreo y revisión. La inclusión de este eje de acción permitirá instalar capacidades de aprendizaje y retroalimentación tanto a nivel regional (como será el caso del observatorio) como a nivel nacional y local. 

El siguiente paso ahora es la territorialización de los planteamientos del Plan de Acción Regional en cada una de las ciudades de la región en conjunto con todos los actores involucrados. 

Julio Echeverría. Director del Instituto de la Ciudad.

El Instituto de la Ciudad presentó su propuesta para la elaboración, comprensión y medición de la implementación de la Nueva Agenda Urbana para Quito, definiendo aspectos conceptuales y sugiriendo indicadores para la Agenda a partir de un análisis comparativo de distintos instrumentos de planificación, con los cuales se cuenta actualmente a nivel global, regional y local.

La propuesta compara los Objetivos de Desarrollo Sostenible del PNUD, la Nueva Agenda Urbana para América Latina y el Caribe en lo que tiene que ver con la dimensión global regional; el Plan Metropolitano de Ordenamiento Territorial del DMQ, la Visión 2040, la Estrategia de Resiliencia para Quito y el índice de Calidad de Vida; instrumentos de planificación con que cuenta el DMQ.

En concordancia con la propuesta del Plan de Acción Regional, respecto de la Visión a futuro y resultados estratégicos de largo plazo para las ciudades y los asentamientos humanos, el Instituto de la Ciudad procesa los planteamientos de la Agenda, organizados en cinco funciones de las ciudades: social, cívica, económica, territorial y ambiental. Cada una de ellas en su interrelación con los instrumentos de planificación enunciados. La propuesta concluye con los planteamientos de lo que se puede considerar como la adaptación de la Nueva Agenda Urbana de Quito y los indicadores que permitirían dar cuenta de su implementación. 

 El documento presentado se puede revisar en el siguiente link: http://institutodelaciudad.com.ec/coyuntura-2/178-construccion-de-la-nueva-agenda-urbana-para-quito.html

Christine Van Sluys. Directora de la maestría en Diseño Urbano y Territorial Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Christine Van Sluys introdujo en su exposición la necesaria vinculación entre la academia y los organismos internacionales y locales de planificación. Respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible destacó el paso de una visión de desarrollo basadas en la modernización de los países a la teorías de desarrollo sostenible centradas en las personas, no en los individuos. Una visión que se manifiesta también en la NAU y que tiene una perspectiva más amplia de los derechos humanos y de los aspectos intergeneracionales; en cuanto las generaciones actuales no tienen que comprometer el desarrollo y la calidad de vida de las generaciones futuras.

Otro de los compromisos que se dan es la implementación de los ODS en los países y los gobiernos locales, recalcando la capacidad de agencia de las ciudades. Un aspecto importante a destacar es el paso del compromiso de los países en desarrollo en la consecución de los objetivos de desarrollo al compromiso de todos los países que hacen parte de la Nueva Agenda Urbana. Siguiendo la línea de la aplicabilidad hay el compromiso de la evaluación de los resultados. La forma de evaluación también se transforma superando el nivel meramente cuantitativo hacia formas de evaluación que implican la perspectiva amplia de los derechos humanos. Para ello la creación de indicadores cualitativos son importantes para medir la calidad de los resultados.

Para ello el afinamiento de indicadores es muy importante. Los nuevos proyectos que está llevando a cabo la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, buscan afinar los indicadores sobre calidad de vida en las ciudades a nivel de barrio, para así evitar las generalizaciones que se suceden con mediciones a escala nacional e incluso a nivel de ciudad, dependiendo del tamaño de las ciudades; ocultando desigualdades que siguen presentes en el territorio. 

Recalcó para finalizar la participación de los actores de la sociedad civil en los distintos niveles de gobernabilidad, incluyendo a la academia como parte de estos procesos.